Aquellos instintos mas propios de los animales salvajes tienen origen en personas cuya existencia mantiene a los profesionales escépticos ante tal evento. La naturaleza del hombre no es mas que una evolución de un ser con una etimología contradictoria que camina hacia desenlaces trágicos. Solo quien se ha visto sometido ante un ser siniestro e indómito, sabe lo que es sufrir tan atroz lucha de supervivencia, en el momento y en los venideros.

En estos últimos tiempos las manadas han salido a la luz, como si fuesen hombres lobo que por años habían ocultado su existencia. Los hombres lobo son físicamente iguales al resto de hombres salvo cuando hay luna llena. En ese momento se transforman en bestias salvajes a las que acompañan los pensamientos mas oscuros de su ser que simplemente se mantenían aislados por causas del adoctrinamiento de normas sociales pero que en el fondo, la bestia seguía estando latente.

Pero el hombre lobo no es un loco que actúa a plena vista del resto, intenta mantener su anonimato y se precia de tácticas y estrategias para que sus presas no puedan identificarle. Hombre lobo no significa hombre estúpido, también se organizan en manada, dirigiendo un macho alfa al resto de bestias. La coordinación es esencial para seguir la caza de presas sin que su verdadera identidad sea desvelada.

Los hombres lobos se encuentran mezclados entre nosotros, pertenecen a distintos estatus sociales, actúan con total normalidad, hasta que llega su luna llena y es entonces cuando el peligro acecha a sus presas.

Intenta no adentrarte en bosques oscuros, porque ellos siempre están a la espera. Ser precavida no es sinónimo de cautiverio, en los tiempos que corren sería sensatez. Los hombres lobos son muy complejos de detectar y en cualquier momento te los puedes encontrar. Recuerda siempre que no salen a la luz, intentan ocultar su verdadera identidad, y quizás puedas confundir pues con otros hombres se suelen mezclar. La precaución es tu mejor arma para combatirles, ya que esta sociedad no esta preparada para concebir que los hombres lobos existen de verdad, pues después, inclusive de juzgar muchos de ellos quedan en libertad.