Buenas Víctor, en primer lugar agradecer tu disposición y tiempo para responder a estas preguntas después de tu intervención en Espejo Público.

De criminólogo a criminólogo, ¿Qué ocurrió con Nacho Abad en el programa?

(sonríe) Pues nada, creo que por su labor en el programa y sus posibles fuentes de información no tuvo más remedio que salir en defensa de un conjunto de intereses.

Pero tuvimos la impresión, más que defenderse te atacó.

Al margen de lo anterior comentado, creo no entendió mi postura o no tuve tiempo de transmitir correctamente. Si hubo algo que me pudiese molestar, y ya te digo no fue el caso, es que jugaba con ventaja. Si hay algo que le tengo que reprobar en tono simpático es que no ha sido un jugador limpio. El jugaba con la ventaja que podía intervenir en cualquier momento, tenía el programa y todos los programas para ello, en cambio yo solo disponía de algunos minutos para exponer y argumentar mi teoría con la particularidad que no podía ver ninguna imagen, salvo oír lo que se decía en el plató ya que mi conexión se realizó desde otro lugar ajeno al plató. De cualquier modo creo que Nacho es un buen profesional y aporta mucho a nuestra profesión.

¿Cuál hubiese sido su respuesta en el caso que hubiese tenido tiempo suficiente para darle su argumento?

Después de oír la rueda de prensa del Teniente Coronel y Comandante lo que me resultó confuso es cuando le preguntaron por el móvil del crimen y cuál fue su respuesta. El Comandante creo dijo en cuanto al móvil y la razón del mismo solo está en la mente de quien lo realiza, y que para ellos, al margen de otras hipótesis, para su padre, Grabiel era lo más importante. Creo que entre las numerosas respuestas también se inclinaron hacia los celos. Y en eso precisamente discrepo con dichos profesionales, pero discrepar de manera constructiva y entendiendo que  los criminólogos estamos plenamente cualificados  sobre esos y otros extremos, no debe ser ninguna ofensa para nadie, por mucho uniforme que representen. Como bien dijo el comandante cuando le preguntaron por el llanto de los agentes al conocer el dramático desenlace: Ellos también son humanos.

Por tanto creo estamos ambos de acuerdo que para todos los padres (salvo excepciones), los hijos son lo más importante y destacar ese elemento de peso como móvil de celos, no me parece acertado.

¿Entonces cree que el móvil no corresponde a los celos?

En mi opinión, no. Pero al margen de mi apreciación acertada o errónea lo que me parece sumamente importante es establecer con rigurosidad el móvil correcto, pues aunque Ana Julia hubiese sido la única autora directa en el asesinato, el simple hecho de variar el objetivo del móvil, puede dar como resultado la implicación de terceras personas. Creo que la investigación no debe concluirse sin establecer un móvil lo más preciso posible, utilizando elementos sistemáticos dentro de los distintos campos de la psicología, criminología, criminalística y forense.

¿Qué le hace pensar que no se han descartado otras hipótesis examinadas en profundidad y pueda existir un móvil económico?

Realmente desconozco el trabajo realizado por los agentes en este caso, y como bien expresaron en la rueda de prensa, las actuaciones aún continúan en secreto. Quizás sigan intentando establecer un móvil más certero o seguramente tengan pruebas las cuales solo ellos conocen. En mi opinión existen suficientes indicios para descartar los celos de Ana Julia como móvil principal.  Cada vez surgen más datos sobre el pasado de Ana Julia y las continuas víctimas que dejaba a su paso, en su mayoría, económicas. Además los documentos obtenidos y averiguaciones llevadas en la República Dominicana nos muestran deudas bastantes desorbitadas para su situación socioeconómica y hay datos cómo ese cambio de domicilio dos días después de la desaparición de Grabiel o la coincidente cifra de la deuda.

Pero, ¿no puede ser casualidad?

No existen las casualidades, en un puzzle encajan o no las piezas, e incluso si hay alguna que encaje y no corresponde (casualidad) al final podremos visualizar una distorsión en la imagen completa. En los hechos ya confirmados por los agentes, hay indicios suficientes que articulan gran parte de esas piezas y por tanto inclinarme hacia el móvil económico.

“Ana Julia pretendió hacer ver que había un móvil económico tras el secuestro y siempre alimentó la esperanza de que podían encontrar al niño. Ella era una persona con ambición económica”. Palabras del propio Teniente Coronel.

¿Qué te pareció la rueda de prensa de los mandos de la Guardia Civil con la opción de preguntas abiertas hacia los periodistas?

Sinceramente fue un ejercicio de suma profesionalidad. Hace unos meses cuando vi en televisión la rueda de prensa del fiscal de Bélgica en relación a Puigdemont y la petición de extradición, me pareció un ejercicio de transparencia por parte de la fiscalía extraordinario. Ahora con la rueda de prensa y un desarrollo similar llevada a cabo por el Teniente Coronel y Comandante de la Guardia Civil, creo estamos más cerca de algo que esta sociedad lleva reclamando mucho tiempo, transparencia, humildad y profesionalidad. Siempre he dicho que el respeto se gana y no se impone, pues los resultados serían distintos,  en este caso creo que esos mandos de la Guardia Civil y los agentes que han intervenido en la resolución del caso han dado un paso enorme en ese sentido y estoy totalmente seguro han hecho vibrar ese sentimiento que en ocasiones parecía perdido y ahora nos hace sentir nuevamente orgullosos de ese Cuerpo Armado. Espero que en otros muchos casos sigan por el mismo camino y por encima de bonitos escaparates se anteponga el mismo esmero,  empeño, transparencia y humildad. Seguro que independientemente de los resultados, con esos ingredientes la sociedad estará todavía más cerca de ellos.

Y por último para concluir, ¿Crees que el fallecimiento de la hija menor de Ana julia en Burgos fue un accidente o un posible asesinato?

Creo que investigar un caso de hace tantos años y en dichas circunstancias es muy complejo de resolver. No tengo información de las actuaciones llevadas en aquella época, y las informaciones públicas ahora mismo no aportan mucho, por tanto no me puedo pronunciar en ese aspecto. Aún así, no creo que si asesinas una vez automáticamente te transformes en un asesino en serie, hay que estudiar cada caso en profundidad y con los profesionales adecuados, para establecer si hay o no relación.