Es una cifra muy parecida a la que ella quería ofrecer como recompensa a quien encontrase a Gabriel

Ana Julia Quezada tiene una deuda de 35.000 euros contraída con un banco de la República Dominicana, según las indagaciones del criminólogo Víctor Márquez, que ha logrado recabar la documentación que lo acredita. Se trata de un préstamo solicitado por la ahora detenida en 2011 a la Asociación La Vega Real de Ahorros y Préstamos por valor de 2,5 millones de pesos dominicanos (unos 45.000 euros), de los que habría pagado solo diez mil.

En teoría ese préstamo tiene que ver con la casa que se había construido en su país, según distintas fuentes. Los hijos de una de las parejas que tuvo Ana Julia en Burgos la acusan de robar a su padre y quedarse con más de 30.000 euros de su dinero aprovechándose de que este padecía un cáncer, si bien las indagaciones por el momento no han ahondado en estos supuestos hechos delictivos. Según el criminólogo, esa deuda podría también estar sobrevolando el crimen del pequeño Gabriel. Llama la atención la casi coincidencia de la cifra supuestamente adeudada por la sospechosa con los 30.000 euros que quiso que la familia ofreciera de recompensa durante los últimos días de la búsqueda.

Inicialmente, el padre de Gabriel dijo que sus amigos y compañeros le habían animado para que ofrecieran diez mil euros a cambio de información del niño, nada más producirse la desaparición. Nunca más se volvió a hablar de cifra alguna por recomendación de los propios agentes, si bien, según distintas informaciones Ana Julia insistió a Ángel Cruz para que anunciaran que gratificarían con 30.000 euros a quien ayudara. Esa cifra salió después de «aparecer» la camiseta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí